Páginas vistas en total

viernes, 27 de diciembre de 2013

ROLLITOS DE SALMÓN Y MANGO


Hola! 
Bueno, hoy vengo con una receta muy buena que preparé para Nochebuena, pero que desde luego repetiré en Nochevieja (a petición popular ;)) esta es una receta facilísima que además podréis adaptar a vuestro gusto, yo en este caso os traigo dos opciones de relleno, pero podéis usar todo aquello que os guste.
Son bastante parecidos a los Bombones de salmón y kikos y a los Bombones de jamón con almendras y parmesano y os aseguro que en un 99 % de las ocasiones darán un buen resultado en la mesa como aperitivo original y sabroso.


Los ingredientes de estos rollitos son:
-Un salmón ahumado entero ya laminado (el que yo usé fue de 1400 gr, para unos 55 rollitos, tamaño familiar ;)) También podeis ahumar el salmón vosotros mismos usando la receta de salmón ahumado-curado en casa.

PARA LOS DE JAMÓN Y NUECES:

-unos 150 gr. de jamón cortado en tacos muy pequeños.
-unos 150 gr de nueces peladas y troceadas.
-unos 800 gr de queso de untar (4 tarrinas).
-opcional, unos 50-75 gr. de mango cortado en dados pequeños, podéis añadir más o menos en función de vuestro gusto.

PARA LOS DE SALMÓN Y MANGO:

-una tarrina de queso de unos 200 gr.
-aproximadamente, 50 gr de salmón.(si comprais el salmón ya laminado podéis usar la parte de la cola, donde los 
-unos 50-75 gr. de mango cortado en dados pequeños.
-unos 50gr de almendras laminadas y tostadas. (esta almendra suele venir cruda, para tostarlas simplemente las extendí sobre una fuente de horno hasta que las vi dorar.


*La cantidad de cada uno de los ingredientes mencionados arriba puede variar dependiendo de vuestro gusto, simplemente intentad conseguir una mezcla cremosa al mezclarlos con el queso de untar.

Esta receta sólo tiene dos pasos básicos: mezclar y enrollar, ¡no me diréis que no es fácil! Una vez tengamos todos los ingredientes cortados pequeñitos (menos las almendras, que dejamos en láminas) los mezclamos con el queso y batimos un poco con ayuda de un tenedor o varillas para quitar el espesor y dejar el queso algo más cremoso.
Aquí tenéis un ejemplo de su aspecto una vez batido.


Cuando estemos en este punto simplemente iremos colocando una cucharada de café sobre cada una de las láminas estiradas y enrollamos. Podemos servirlas solas o sobre una regaña o tosta y cortar los rollitos tan cortos como queramos. Por ejemplo, al hacer uno largo podemos cortarlo por la mitad (tened en cuenta que son algo empachosos por el queso de untar).






Los de nueces y jamón los decoré simplemente con almendra laminada y sucedáneo de caviar.

Y nada más, ¡espero que os guste esta receta facilísima que os traerá éxito asegurado! Aquí os dejo una fotito del resultado:


ENJOY YOUR MEAL!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios y criticas constructivas serán bien recibidas!
Gracias por dedicar un ratito y dejar vuestra opinión, es lo que da sentido al blog!