Páginas vistas en total

jueves, 26 de diciembre de 2013

TORTAS DE RECAO O DE RECAERO


Hola!!!
Bueno, en primer lugar y como en otras ocasiones os pido perdón por el retraso con las recetas de Navidad, ya sé que estoy algo desconectada pero ¡no tengo ni un minuto para respirar! así que os voy trayendo recetas a un ritmo algo más lento...pero como os he dicho otras veces, desde luego ¡merece la pena la espera!
¡Hoy os traigo una receta de las que me hace ser feliz en Navidad, una de las más especiales de mi vida! y ¿por qué? pues porque como ya os dije en la entrada del Roscón de Reyes tengo la suerte de tener una familia grande y unida y hoy os traigo una pequeña prueba de ello.


Por un lado, esta receta me trae grandes recuerdos, ya que desde pequeña ayudaba a preparar cantidades ingentes de dulces en casa de mi abuela para toda la familia ¡con lo que disfrutaba una barbaridad! era una especie de bienvenida a la Navidad, una señal de que todo lo bueno se aproximaba... :)

Por otro lado, creo que este ambiente tan especial que se formaba en casa de mi abuela viendo a todas mis tías, que no son pocas dando forma a las pequeñas tortas, con cuidado de que todas y cada una de ellas tuviesen exactamente el mismo tamaño, grosor, cantidad de azúcar y de almendra y haciéndolas con todo el mimo del mundo me enseñó no sólo a disfrutar cocinando como lo hago hoy en día, sino también a ser exigente y cuidadosa al cocinar.

Bueno, no quiero enrollarme más que al final me emociono y no es plan, aunque creo que es fácil de entender cuando se tienen vivencias tan especiales creadas por gente tan especial ;)
En fin, vamos con los ingredientes:
-500 gr almendra (nosotras la picamos con ayuda de una picadora, para que no queden grandes trozos, pero también podéis comprar la típica que venden ya picada si os gustan algo más grandes)
-1500 gr harina
-500 ml aceite
-500 gr azúcar
-500 ml anís
-un poco más de almendra y azúcar para decorar.
-Miel diluida con un poco de agua.

OJO! Con estas super cantidades saldrán unas ¡14 docenas de tortas! o lo que es lo mismo, unas 170 tortas aproximadamente con el tamaño y forma que nosotras les damos.

Comenzamos añadiendo aceite caliente a la harina. El aceite debe estar bien caliente, para tostar la harina pero cuidado porque si os pasáis ésta se puede quemar. Lo removeremos bien para que se mezcle todo.


El siguiente paso es añadirle el azúcar, la almendra y por último el anís, por supuesto amasando entre paso y paso.





















¡Y así de fácil es esta receta! ahora viene lo más entretenido que será dar forma a las tortas. Hay muchas formas de hacer este paso, podéis hacerlas más grandes o más pequeñas, más gruesas o más finas dependiendo siempre de vuestro gusto, incluso podéis cortarlas con moldes en lugar de hacerles los bordes.
Si me preguntáis a mi, por supuesto os diré que nosotras las hacemos "de bocado", es decir, cada torta tiene unos 3 centímetros de diámetro y que por supuesto hagáis los bordes vosotros.
 En definitiva, si no tenéis una tarde entera para dedicar a ellas directamente os recomiendo que no las hagáis. Intentad sacar un hueco porque el resultado sin duda merece la pena y como os he dicho antes hay que ser exigentes y cuidadosos para obtener el mejor resultado.

Aquí os dejo un vídeo en el que mi tía os enseña a dar forma a estas tortas:


video

El "¿te la arreglo?" del final se refiere a la "gran" responsabilidad que me dejaban a mi de pequeña al hacer estas tortas, que era añadirles la almendra y el azúcar por encima antes de meterlas al horno. Y por supuesto, como este año no iba a ser menos, también he participado en su elaboración ;)




El siguiente paso es meterlas al horno, que tiene que estar a no más de 150ºC, hasta que se doren al gusto. Sed cuidadosos con el horno, ya que si la temperatura está muy alta podrían quemarse literalmente las tortas por la cantidad de anís que contiene la masa.
Si tenéis horno de leña (nosotras lo hacemos en horno de leña) desde luego siempre saldrán más buenas ;).
Una vez las tengamos hechas en el horno las vamos a ir colocando sobre una bandeja y poniendo una cucharada de miel sobre cada una de ellas, aunque podéis poner más o menos según el gusto de cada uno.


Y ya tendríamos nuestras tortas preparadas para comer, recién sacadas del horno, con la miel están....sin palabras!!!Aquí tenéis unas más morenas y otras más blanquitas...¡para todos los gustos!


 ENJOY YOUR MEAL!!!

1 comentario:

  1. Y ésta familia tiene la suerte de contar con alguien tan especial como tú!!!
    Una sugerencia: en Molina se les dice a estas tortas "Tortas de Conde"

    ResponderEliminar

Todos los comentarios y criticas constructivas serán bien recibidas!
Gracias por dedicar un ratito y dejar vuestra opinión, es lo que da sentido al blog!