Páginas vistas en total

domingo, 18 de mayo de 2014

CREMOSO DE QUESO CON FRESAS Y MORAS


Hola!!!
Bueno, como ya os dije en la entrada de Bizcocho de natillas y tarta de nata con fresas no me considero una gran repostera, pero en este caso os traigo otra de las recetas que vimos en el Curso de tartas con Mari Luz Piñeiro y os puedo asegurar que es fácil incluso para los "menos hábiles" en cuanto a recetas dulces. Además, también es una receta ideal para hacer con los más peques de la casa que pueden echarnos una mano en la elaboración.
Os dejo con los ingredientes de esta sencilla pero cremosa, ligera y sabrosa receta, hacedla en casa porque no os arrepentiréis.

Ingredientes: (para 6 raciones)

-Medio litro de leche.
-375 gramos de nata líquida de postres.
-2 tarrinas de queso crema (no importa la marca, pero no debe ser light).
-125 gr. de azúcar.
-8 gramos de gelatina neutra (o 5 láminas de colas de pescado).
-Mermelada de frutos rojos o cualquier otra, como la "Mermelada de ciruelas e higos".
-Unas 10-12 galletas tostadas clásicas de las que prefiráis.


Lo primero que haremos será poner las colas de pescado en remojo en agua fría, para que vayan blandeándose y seguidamente pondremos la leche a hervir junto con el azúcar.
Para quien nunca haya usado las colas de pescado hoy en día podéis encontrarlas en cualquier gran superficie y el aspecto que debe quedar al blandearse debe ser este.



Mientras la leche hierve y la gelatina se remoja podemos machacar unas galletas en el mortero o en una picadora si no queréis que os aparezcan trozos, pero a mi me gusta que quede más desigual. Mari Luz no puso galletas en su crema, pero yo las puse con la idea de que tuviera un aspecto y sabor más parecido al de la tarta de queso tradicional.
Debo decir que cometí el error de no mezclar la galleta con un poco de mantequilla derretida, que hubiese ayudado a endurecer la galleta y formar una base para que no se nos mezclaran con nuestra crema.
De todas formas, y aún mezclándose un pelín con la crema, las galletas le aportaron el toque que pretendía, así que quedó deliciosa igualmente.


Una vez haya hervido la leche con el azúcar añadiremos la gelatina bien escurrida y removeremos bien para asegurarnos de que no quedan grumos.

Con unas varillas o con una batidora eléctrica mezclaremos la leche con la gelatina ya bien mezclada, la nata y el queso crema. Batimos hasta que no queden grumos y una vez la tengamos perfectamente igualada la vertemos en nuestros vasos, copas, flaneras o donde vayáis a servirlas con la galleta previamente en el fondo.


Como veis al verter la mezcla en los vasos la galleta subió un poco, pero no importa porque nos aportan sabor igualmente. Dejamos atemperar un poco y metemos a la nevera unas 4 horas aproximadamente para que cuaje.



Una vez las tengamos cuajadas, simplemente adornamos con un poco de mermelada, unas fresas y unas moras o lo que prefiramos. También puede quedarle bastante bien el kiwi, el mango, unos higos o albaricoques troceados...¡imaginación al poder, como siempre! 

Y aquí tenéis el resultado: ¡ÉXITO ASEGURADO!




ENJOY YOUR MEAL!!!

2 comentarios:

  1. Hola guapa, antes de nada darte las gracias por tu cariñoso comentario en mi blog, eso me ha traido hasta el tuyo y aqui me quedo de seguidora, no me quiero perder nada de las cosas ricas que haces, como estos vasitos de crema que estan de muerte, Mil besicos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María! mil gracias por quedarte y me alegro de que te gusten!

      Eliminar

Todos los comentarios y criticas constructivas serán bien recibidas!
Gracias por dedicar un ratito y dejar vuestra opinión, es lo que da sentido al blog!