Páginas vistas en total

lunes, 29 de diciembre de 2014

MERMELADA DE MANGO, CANELA Y ROMERO


Hola!
Hoy os traigo tres recetas por el precio de una para recuperar el tiempo perdido e ir mostrando toooodas las recetas que tengo almacenadas, que últimamente, como muchos sabéis,  no tengo tiempo ni para respirar. 
Pero hoy me he escapado un ratito y voy a mostraros la primera de las recetas que vienen "encadenadas", ya que las tres formarán una misma receta, aunque funcionan perfectamente aplicadas a otras recetas, o como en esta caso, por sí solas para hacer unas tostaditas con queso fresco en el desayuno, o para acompañar ahora en Navidad unos buenos canapés con foie o queso de cabra.

La primera de ellas esta mermelada de mango a la que decidí añadir canela y romero para aromatizar ¡¡¡ y quedó maravillosa!!! 

Ingredientes:

- 1 mango maduro.(unos 330 gramos)
-200 gramos de azúcar moreno.
-120-150 ml de agua.
-1 rama de canela.
-ralladura de un limón.
-1 rama de romero fresco (aunque como yo no tenía añadí un poco de romero seco).
-Una cucharadita de café de jengibre.
-La corteza de medio limón (siempre desechando la parte blanca).
-Opcionalmente, un par de semillas de cardamomo.


Comenzamos simplemente poniendo todos los ingredientes en un cazo a fuego medio y dejando que hierva y caramelice.


Como veis, al hervir nuestra mermelada va soltando una espumilla que es conveniente retirar con una cuchara, ya que suele contener impurezas de la fruta y otros ingredientes que podamos añadir y la textura y aspecto de nuestra mermelada no seria igual de agradable. Esto es lo que los profesionales llaman "espumar".


Poco a poco veréis que nuestra mermelada va cogiendo forma y espesando o caramelizando. Yo la tuve unos 30 minutos a fuego medio y unos 10 minutos a fuego mínimo, intentando remover casi constantemente.



Y ya tendremos nuestra mermelada preparada a falta de envasar según el uso que vayamos a darle. 

Si queréis realizar un envasado al vacío os recomiendo que pongáis los tarros y tapaderas en los que vayáis a poner la mermelada bien cubiertos en una olla con agua hirviendo durante unos diez minutos. 
Seguidamente, los sacaremos del agua y dejaremos escurrir intentando no meter los dedos ni nada que pueda contaminarlos en su interior.
Por último, simplemente pondremos nuestra mermelada especiada de mango dentro del tarro y tras ponerles la tapadera dejaremos enfriar boca abajo, para crear el vacío que hará que se conserve durante mucho más tiempo en perfectas condiciones.


¡Y a disfrutar de vuestra mermelada como más os guste!





ENJOY YOUR MEAL!!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios y criticas constructivas serán bien recibidas!
Gracias por dedicar un ratito y dejar vuestra opinión, es lo que da sentido al blog!