Páginas vistas en total

martes, 15 de abril de 2014

ALBÓNDIGAS DE BACALAO SUPER CRUJIENTES ;) !!!



Hola!
Bueno, como las fechas lo requieren, hoy vengo con un plato muy especial para esta semana santa y que además me trae unos recuerdos tremendos de mucha gente importante para mi.


En fin, yo soy firme defensora de cada uno de los platos que os presento aquí pero como sabéis hay algunos que por la tradición en este caso familiar, por lo especial de los sabores o simplemente por los recuerdos que me trae el hecho de ver estas fotos me produce una gran alegría el poder compartir este tipo de recetas con vosotros, porque lo último que querría es que éstas quedaran en el olvido.
Este plato es digno merecedor de que lo hagáis en casa, totalmente recomendable y por supuesto, tengo que dar las gracias a la persona que me ayudó a elaborarlo, porque nadie lo hace como ella y porque como veréis, el sitio donde lo hicimos es precioso y para mi uno de los lugares más especiales de mi vida, donde comencé a ver bandejas y bandejas de dulces tradicionales horneándose en el horno de leña, las grandes ollas de comida o paellas dispuestas en la mesa para repartir entre tanta gente siempre acertadas en cantidad, sabor y lo más importante, cariño; en definitiva, donde empecé a ser consciente de mi pasión por la cocina y entendí lo simbólico de la comida para mi y para mi familia, que representa unión, disfrute y felicidad.
Bueno, sin enrollarme más que me pongo sentimental, os dejo con la receta no sin antes anticiparos que estas albóndigas crujientes y sabrosas son perfectas para tomar solas regadas con una cerveza bien fresquita. Sin animo de ser pretenciosa diría que por supuesto son dignas de encontrarse entre las mejores tapas de lugares como la Plaza de las Flores de Murcia acompañadas siempre de un buen "agua de Espinardo"  y más en estas fechas tan especiales para Murcia ;)
Sin embargo, tradicionalmente suelen ser el acompañamiento perfecto de un plato murciano que os presentaré en la próxima entrada, también delicioso y que como os digo, marida perfectamente con el protagonista de esta receta, el bacalao.
  • Aquí tenéis los ingredientes de las albóndigas(para unas 6-8 personas):
-1 o 2 limones(no pueden faltar en un plato murciano;)).
-5 huevos medianos.
-150 garbanzos en seco (250-300 cocidos)
-250 gr. de bacalao inglés.
- 5-6 dientes de ajo grandes.
-Un buen puñado de piñones.(unos 30 gramos)
-Unos 150 gr. de pan rallado.
-Una cucharada y media de café de colorante alimentario.
-Un par de ramas de perejil fresco.





 El pan rallado que usamos en este caso (y yo siempre que puedo lo hago) es casero, lo rallo yo misma, así aprovechamos el que nos sobra y desde luego la diferencia es notable.
En este caso, y cuando digo que cocinar aquí es un placer es por algo, los huevos también son caseros el perejil recién cortado, los limones totalmente ecológicos y los garbanzos los cocimos nosotros, porque suelen ser más buenos que los que compramos ya cocidos.



Mirad qué escenario para cocinar, todo un lujo, ¡no me digáis que no!

Bueno, como os he dicho en los ingredientes el bacalao que usamos es inglés, porque suele ser el mejor tanto en sabor como en textura, ya que corremos el riesgo de que las albóndigas no se nos queden tan compactas e incluso se deshagan al freírlas.
Además, como veis es un bacalao bien blanco y con buena miga para trocearlo.
Tuvimos el bacalao en agua dos días antes haciendo los cambios correspondientes al agua.
Como veis en la imagen, lo desmigamos con ayuda de un cuchillo, hasta que quede más o menos así:

Lo siguiente que haremos será machacar los garbanzos con ayuda de un tenedor ya que no queremos que nos quede una pasta sino algo más natural, si queda algún trocito no hay problema. Y como vemos, los añadimos al bacalao.



Ponemos los piñones, el perejil, los ajos laminados, el colorante y el jugo de uno o dos limones, más bien dos, pero a vuestro gusto.



Lo último que pondremos serán los huevos y el pan rallado y a ser posible dejaremos reposar la mezcla un día bien cubierto en el frigorífico o al menos unas horas.




La textura no es para nada melosa, ya que deben verse bien separados los ingredientes y el huevo actuará simplemente como "pegamento" entre ellos. Al formar las albóndigas los ingredientes quedan bien amalgamados  y no tendremos ningún problema para freírlas. Si ponemos demasiado huevo quedarán demasiado esponjosas y no disfrutaremos del crujiente de éstas; por el contrario, si ponemos demasiado pan rallado se nos desharán en trocitos en la sartén. 
Quizás pueda parecer difícil pillar el punto a esta masa, pero si os ceñís a las cantidades aquí ofrecidas os aseguro que os quedarán unas albóndigas con un crujiente muy especial. 
Como veis cogeremos una cantidad del tamaño de una cuchara y les daremos forma con ayuda de un tenedor. No queremos que nos queden muy redondas, ya que la gracia es que sean pequeñas y planas "de bocado" para que sean bien crujientes.


El último paso a seguir es añadir abundante aceite de oliva (debo decir que también de cosecha propia) a una sartén y cuando éste esté bien caliente iremos friendo nuestras albóndigas.



En cuanto estén bien doradas las pondremos sobre papel absorbente y las serviremos. Perdón por haber insistido tanto en el crujiente de esta receta, pero sinceramente y en mi opinión es lo que hace que te las comas como si fuesen "pipas", así que cuidado porque ¡son casi adictivas!





Como veis podemos ver los piñones, los trozos de ajo dorados, los trozos de garbanzo...mmmm y a la vez el riquísimo y jugoso bacalao por dentro...una auténtica delicia, tenéis que probarlas!!!

ENJOY YOUR MEAL!!!

2 comentarios:

  1. Tienen una pinta estupenda y ya veo que son receta señalada en el recetario de tu familia, me encantará probarlas!!! En casa somos fans del bacalao y ahora en época de Semena santa, es el rey de las cocinas. Qué rico!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aeguro q no te arrepentiras, es más, tened cuidado porque ya os digo q caeran como pipas! ;)

      Eliminar

Todos los comentarios y criticas constructivas serán bien recibidas!
Gracias por dedicar un ratito y dejar vuestra opinión, es lo que da sentido al blog!